jueves, 16 de julio de 2015

LA VISITA



Si me vas a visitar de noche
Guarda tus huesos bajo la piel
Llena tus cuencas vacías
Al menos con cal y hiel.

No aparezcas de repente
Desde esa esquina oscura
Ni trepes por las paredes
Como horrenda criatura.

Las largas extremidades
Te asemejan a una araña
Pero tu cráneo de humano
Tu grotesco cuerpo acompaña.

Mi piel se eriza al sentirte
Tu frio aliento me toca
Tu saliva transparente
Gotea sobre mi boca.

No me mires desde el techo
Que no me dejas dormir
Ve, visita al que esto lee
Y no dejes de gruñir.