jueves, 26 de enero de 2017

ENTREGA

Quiero verte dulce como fruto tierno,
Morder esos labios de frambuesa roja,
Beber el grana jugo que sale de tu boca
Y bañar mi cuerpo de fútil deseo.

Llenar mis manos con cada curva que veo,
Lamer tu piel llenándola de aguas,
Deslumbrar mis ojos con esas madrugadas
Que son tus ojos de luna renaciente.

Besar esos pies pequeños e inocentes
Seguir por la larga pierna marmoleada,
Llegar a aquella gruta que me ampara,
A su suavidad brindándome su esencia.

Poseer a mi musa atormentada,
Hacer mía su alma y su presencia,
Y en el éxtasis de amor poder verter
Mi simiente sobre mansa mártir nívea
Que me brinda el placer, su cuerpo entero.

Y en el colmo de su entrega inmaculada,
Simplemente me mira horrorizada
Al ver mi hermosa daga hundirse en ella,
Abrir sin pudor su frágil figura,
Que inminente acepta su morir
Y dejarme sus entrañas digerir.